DREAMER

viernes, 15 de diciembre de 2017

Entre mis manos...


Entre mis manos vives
en confusión de nacimiento y corazón herido,
como desvanecerse o contemplar
un alto simulacro de ruinas;
sobre mis dedos mueres,
materia pensativa que se abate
bajo el murmullo de mi tacto,
y eres tristeza en mí,
suave como la forma de la nieve,
como cerrar la puerta
o mirar la inocencia de una pluma.

Nacida para mi caricia,
con un perdón que olvida y un comienzo
de éxtasis y aromas,
me acerco hacia tu aliento,
tu oído con mis labios toco y digo
que nuestro amor es agonía,
que escuches mi temor y mi palabra de humo
y que yo, como tú, de noche oigo
cómo se pierde el pensamiento,
confuso entre mi carne y tu recuerdo.

Mas retiro mi rostro de tus ojos
porque ya no podré pensar una palabra
que no habite tu nombre,
y porque surges hasta del silencio
como enemiga que desdeña el arma
y de improviso nace entre las sombras,
cuando sin ti yo no sería
sino un olvido abandonado
entre las ruinas de mi pensamiento.

Alí Chumacero


Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

POLILLAS





Nunca entendí de las polillas
ese recuerdo de que el resplandor  es traspasable
Cuántos caídos en la batalla  se precisan
para distinguir entre la luz y una bombilla
para aprender que es fuego lo que destella
al final de la antorcha.
Miro el ritual entre triste e iracunda
observo los montoncitos de papel carbón
en el suelo del plafón de la cocina.
 y me descubro en ese pertinaz empeño en chamuscarse
una y otra vez
a como dé lugar
tropezando repetidas veces
con toda clase de brillos
tras la promesa de desvelar algunos misterios
que cualquier refulgencia
nos hace arder  el alma
hasta el aire nos lastima
si pensamos que llegado el día
nosotros
estaremos desprovistos de alas
y que es posible, solo posible
que ni un mísero montón de cosas muertas
amortigüe nuestra última caída.
Teresa Delgado © 2017



Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

martes, 12 de diciembre de 2017

POLARIS






He llegado hasta aquí para mirarte
tras caminar por muchas jornadas
cada noche
en el mismo lugar y a la misma hora
destella la luz tuya
como una promesa.
No es fácil dejarse en el desierto
el viento siempre va tras de uno
borrando cada huella.
Nadie persigue mi rastro
no hay razón para el miedo
solo mi alma y yo
conocemos mi paradero
y tú
que me recuerdas cada noche
que aún no me he perdido.


Teresa Delgado © 2017 


Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

EL PAN DE CADA DÍA



No fue azar que mirara en el momento justo en que la navidad estalló ante sus ojos al encenderse la decoración del gran centro comercial.
Aquella súbita  avalancha de brillos y colores le hizo recordar la última navidad con su mujer, en la que fuera su casa hasta solo quince días más tarde.  Fue una Nochebuena esplendorosa, la casa bonita, la mesa servida con deliciosas  viandas, los invitados, luces, carcajadas, nervios, ilusión...
Apretó contra su pecho el libro que siempre llevaba consigo como un talismán y que, precisamente,  esa navidad le regaló su esposa. Dentro, marcando el capítulo siete, lucía el marcapáginas con la fotografía de ella. Lloró como también los hombres saben llorar.
Atrás quedaron los sueños recién estrenados. El trabajo de los dos, el flamante préstamo, la casa nueva. Después de muchos años trabajando se atrevieron con la hipoteca que les ofrecían como una oportunidad única de adquirir el piso en donde siempre habían vivido de alquiler.
Pero, e inesperadamente, la empresa para la que trabajaron por casi una vida se declaró en quiebra y ambos quedaron sin empleo y sin cobrar siquiera una triste indemnización. 
De la noche a la mañana quedaron en la calle como vagabundos hasta que tuvieron la oportunidad  de subsistir  gracias a la solidaridad de asociaciones que proveían de lo básico a familias que, como la suya, lo habían perdido todo.
¡Cómo puede cambiar una vida en tan solo un año! No es fácil encontrar trabajo a cierta edad.
Observó en uno de los escaparates  la hilera de jamones como promesa de una opulenta y feliz navidad cuando, de repente, se sorprendió sonriendo.
Paradójicamente cuando más cosas había perdido, más había ganado.
Mucha gente en su misma situación formaba una red de ayuda de la que le gustaba formar parte, se reunían dos veces al día en torno a una mesa en donde la palabra compartir cobraba su máxima expresión.  Los comensales se miraban a los ojos y disfrutaban con gratitud de cada alimento que les era servido. Las historias que les gustaba contar y escuchar eran de esas que le sacan a uno de esas lágrimas que te abren el corazón y te lo dejan como nuevo. Tenía un lugar para dormir junto a la mujer y  compañera de su vida y un flamante ejemplar de Rayuela que le leía cada noche. ¿Qué más podía pedir?
─Podría pedir  un trabajo, un lugar donde vivir y morir de manera digna junto a mi Maga...pero, en este momento, no cambiaría ni uno solo de esos jamones por la alegría con que unto, cada mañana,  mi pan de cada día.
Teresa Delgado © 2017

EL CLUB DE LOS RETOS DE DÁCIL

RETO SEMANA DEL 8 AL 15 DE DICIEMBRE:

Vagabundo. Jamón. Marcapáginas. Solidaridad

Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

MIRAR EL CIELO



Mirar el cielo tiene su aquel
si no olvidamos revisar nuestras huellas
antes de que caduquen.
No hay estrella que se me escape
están aquí mismo, en mis ojos,
como tú.
Nunca estuvo vacía la historia
caminó como una hilera de hormigas
hasta este instante.
Fuimos en todo y nadie es ajeno
por eso la gente se reconoce al mirarse a los ojos.
No es bueno acostumbrarse a los milagros
y sentir que no es inmenso saberse en el mismo mundo
aunque duela el invierno
como una herida abierta,
como si uno llegara por fin al cielo
y encontrara un cartel de vuelva usted mañana.


Teresa Delgado © 2017


Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

martes, 5 de diciembre de 2017

SAGRADO




Hay lugares sagrados,
esos donde no nos podemos mentir
ni siquiera a nosotros mismos.
Es justo poder ser
aunque solo sea por una vez
porque, no nos engañemos,
no es fácil abrirse de par en par
sin esperar que de pronto aparezca
el hombre del saco, Dios, un policía o la traición
Sabemos que vale la pena
y fingimos creer
a quien asoma su pie enharinado
por debajo de la puerta
Es un cuento, pero ¿y si no lo fuera?
Por eso abrimos y corremos a escondernos
donde el tiempo lleva
toda una vida esperando.


Teresa Delgado © 2017

Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

sábado, 2 de diciembre de 2017

HASTA MÁS VER


Vengo del cementerio, de ponerle flores a papa que ayer fue su aniversario... Mamá se irá pronto, lo sé. Esta vez me pidió que limpiara yo la lápida y que cortara las flores. Es jodido envejecer y es tan rápido.Ella las colocó, eso si pudo hacerlo, apenas ve pero logra un perfecto bouquet, esa magia no es de sus ojos sino cosa de sus manos. Todos nuestros muertitos tienen hoy flores frescas y bonitas, menos la madre de papá que yace en Mogán donde nacieron todos sus hijos que ya la acompañan porque siguiendo su ejemplo y por no contradecirla murieron todos jóvenes menos el más pequeño que les salió respondón y decidió quedarse hasta más ver.


Teresa Delgado © 2017

Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

2 de Diciembre


En los brazos de mi heroe. Recordando aquel 2 de Diciembre de 1994



Siempre aqui
como si fuera mentira el tiempo
Siempre como si fuera ayer, antes,
aquel instante
Siempre igual,
cada dos de dicienbre
Pero sin el augurio rondándote la cabeza
como carroñeros hambrientos de tu esperanza
sin el viento en la nuca
el sudor
frio
en las manos
Sin el miedo secándote la boca
Sin aquel agujero en la barriga
ni la estridencia de una mortaja
en los relojes del mundo
A veces sueño
con la imágen de aquel día
la noticia a bocajarro
la daga o verdad curva y afilada
que nos atravesó las orejas
y la vida.
Me alivia tenerte
en todo lo que somos
burlarnos juntos de la muerte
escucharte siempre que me da la gana
sobre todo cuando nos lo decias
"Ay mis hijos, aqui nadie se queda pa' simiente"
Entonces celebro saberte
todavía y después de tantos años
en todo lo que brota y lo que nace.


Teresa Delgado Duque © 2017

Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

PROMESAS



El retuecano tiempo me engulle 
le doy la espalda 
pienso que jamás me alcanzará 
cierro los ojos y lo asesino 
Disfrutaré del viento y sus caricias 
de mis dedos por encima de la boca que yo te dibujo. 
Leo a Cortázar 
Veo nacer poemas desde 
las palmas de mis manos 
como oráculos, ramas o frutos prohibidos que muerdo.
Se me hace la vida agua 
Cae a mis pies un poemario de Costafreda 
Me adhiero a la promesa de la carne 
La vida se vuelve ligera, jugosa y dulce 
como una mañana cargada de riqueza.

Teresa Delgado © 2017

Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

viernes, 24 de noviembre de 2017

A MARES





Quédate,
haremos lumbre a la orilla de mis venas
palpitaremos el pecho de la alfombra
nos curvaremos para hacer flores,
nos sumergiremos en los llantos
el riego que los ojos cede a la tierra.
Empuñaremos el respiro
y vibraremos la estructura de los huesos
abriremos compuertas a todo apremio
lo haremos viento salvaje
nos arremolinaremos en nuestros ombligos
para guarecernos
de las borrascas, de los orgasmos
nos embriagaremos
a sorbos, a vidas
nuestra será toda reminiscencia,
fragancia, sinfonía...
Nos contraeremos en sístoles,
y gritaremos diástoles.
Seremos mar gruesa, mar de fondo
y después arboladas
luciendo crestas de olas que sortean los vientos.
Nos veremos llegar desde la orilla 
y lloraremos.
Rociaremos la playa de espuma, brisas y silencio,
noche postiza con promesa de amanecer
en los ojos, el vientre, las sábanas...
Absténgase todo barco
de cruzar este océano nuestro.


Teresa Delgado © 2017




Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.